El trading: el primer paso hacia las inversiones inteligentes

Cuando hablamos de inversiones, la mayoría entiende que se trata de gastar cantidades grandes de dinero para que, a corto, mediano y largo plazo estas inversiones retornen dinero. El gran problema para muchos, es que, según este modelo, deberás gastar no menos de 10 000 dólares en mercancía, espacio, impuestos y logística para crear una empresa pequeña que genere dinero a un ritmo variable.

Este tipo de inversiones solo será efectivo en la medida que vendas tus productos; si eres un buen vendedor o si los productos responden a una necesidad de mercado te irá muy bien en el negocio que estás emprendiendo. En el caso del trading, el modelo de negocios no se aleja mucho del anterior, lo que cambia es el medio y el tipo de contrato que haces.

En el primer tipo de negocios, tu eres el dueño de los productos (mercancía); en el segundo, esperas ganarte la diferencia entre el precio de compra y de venta (CFD) de un activo financiero.

Trading de CFDs

Trading de CFDs

¿Realmente se puede hacer dinero con el trading?

Gracias al avance de la tecnología, inversión hoy en día no significa lo mismo. Mientras en el primer ejemplo invertíamos miles de dólares para obtener ganancias a mediano y largo plazo, las inversiones en CFD nos permiten ganar, también, grandes cantidades en ese tiempo, pero ahorrándonos la logística y la mano de obra que requiere el mantener una empresa.

En el mundo tenemos ejemplos de grandes millonarios que han conseguido su fortuna gracias a inversiones estratégicas en distintos activos comerciales. Es así como podemos usar los CFD para aumentar los beneficios con inversiones mínimas, lo que nos otorga una versatilidad nunca antes vista, usando el sistema financiero a nuestro propio favor.

Hacer esto, sin embargo, no es tarea fácil, debes formarte primero y desarrollar una filosofía de trading que te permita sobrellevar posibles pérdidas igual de significativas que las posibles ganancias, riesgo inherente de toda operación apalancada.

¿Cómo funciona el mercado de CFD y de donde salen las ganancias?

Al operar con CFDs no debemos confundir ciertos puntos.Een primer lugar, no estamos realmente comprando activos, estamos haciendo una inversión apalancada sobre el valor de mercado de un activo comercial. ¿Cuándo ganamos?, cuando nuestras predicciones acerca de los movimientos del mercado resultan certeras.

De este modo, al aumentar el valor de los activos, puedes ganar dinero que se ve maximizado por el apalancamiento. Si el precio llega a caer, dependiendo del tipo de predicción que hayamos hecho, también puedes ganar.

Los CFDs se trata más que nada de saber predecir y seguir tendencias de mercado, para lo cual debes entrenarte, pues los patrones no siempre se repiten y los acontecimientos mundiales no afectan siempre del mismo modo a los precios.

Por ejemplo, en los CFDs de acciones, el mercado variartradingá dependiendo de las acciones, inversiones y lanzamiento de productos de una empresa, incluso podrían variar dependiendo de las declaraciones de los dueños o CEOs de las mismas. Es por eso que, cuando te inicias en el mundo del trading, te conviertes más bien en un periodista que sabe utilizar las noticias y las tendencias en favor propio.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *