Las casas inteligentes ya son una realidad

¿Te imaginas ajustar la iluminación de tu hogar con una palmada y controlar ventanas, calefacción, sistema de seguridad y hasta electrodomésticos con solo presionar un botón? ¿Sin necesidad de moverte?

En la actualidad una casa con una tecnología tan avanzada ya no es exclusiva de películas de ciencia ficción ni es un sueño; gracias a los avances tecnológicos que se han logrado hasta la fecha, ya es posible hacer de nuestro hogar una casa inteligente.

Pero ¿qué es en realidad una casa inteligente?, ¿cuáles son sus principales características?, ¿cómo funciona?, ¿qué ventajas presentan? A continuación, te despegamos todas estas dudas.

¿Qué es una casa inteligente?

Este tipo de viviendas se basa en la idea de hacer de nuestra casa un hogar mucho más cómodo, pero haciendo uso de la tecnología y la domótica para hacer una automatización máxima de las instalaciones que tenemos en el hogar.

De este modo logramos realizar muchas funciones en nuestro hogar sin necesidad de tener que movernos, pues desde donde estamos podemos tomar un control y manejar lo que deseamos de la forma más cómoda posible.

Este tipo de casas es ideal para personas con discapacidad o que son mayores, sin embargo, también mejoran la calidad de vida de cualquier tipo de persona en especial aquellas que viven una vida ajetreada y con el tiempo muy ajustado.

Además de hacer nuestras casas mas atractivas y funcionales, esta tecnología aplicada a los hogares también permite que podamos ahorrar energía y gastos a largo plazo, ya que mediante ella podemos evitar malgastar energía y recursos como el agua.

Características de una casa inteligente

Su principal característica es poder controlar todo lo que deseamos desde un controlador central o un control remoto. Asimismo, permite controlar lo que deseamos sin importar si estamos en el hogar o fuera de este.

Mediante la automatización también se puede programar la casa para que realice tareas al momento que necesitamos o deseamos, como, por ejemplo, hacer que la cafetera nos prepare el café cuando nos levantamos.

Las posibilidades de dominar todo en el hogar sigue en avance a medida que surgen nuevas tecnologías, pero hasta el momento ya es posible controlar desde las luces hasta el riego del jardín, así como monitorear lo que sucede en el interior y exterior de la casa.

Esta tecnología no solo nos da control y supervisión mientras tenemos comodidad, también es importante destacar que mediante sensores podemos prevenir accidentes pues alertan cuando por descuido dejamos la cocina encendida o no cerramos alguna o puerta.

El sistema automatizado también permite coordinar acciones que acondicionen una habitación del hogar para realizar alguna actividad y se activen equipos. A continuación, te damos algunos ejemplos.

  • Si deseas ver televisión, con solo presionar un botón, automáticamente se encienden los equipos, de forma gradual las luces se apagan, las ventanas se cierran y la temperatura se ajusta. Dejando todo acondicionado para nuestro disfrute.
  • Cuando salimos de casa; esta, mediante sensores, puede detectar que no hay nadie y automáticamente activar el sistema de alarmas, cerrar puertas y ventanas con seguro y colocar en modo ahorro de energía el sistema de climatización.
  • A la hora de levantarnos el despertador coloca un tipo de música relajante o que nos guste, se enciende la cafetera, así como el calentador para preparar nuestro baño. Además, se ajusta la temperatura de las habitaciones para nuestra comodidad.

Estos son apenas unos pocos ejemplos de la flexibilidad y variedad de ideas de automatización que se pueden aplicar en una casa inteligente. Lo mejor es que todo se puede adaptar a nuestra personalidad y deseos.

¿Cómo funciona una casa inteligente?

Existen dos métodos o sistemas de automatización para el hogar. Uno de estos sistemas es sencillo y accesible por su costo. Mientras que el otro sistema es más complejo y sofisticado, aunque mucho mas costoso.

Sistema por corriente eléctrica con protocolo X-10

El sistema cuenta con un modulo central que controla varios módulos receptores los cuales pueden ser interruptores, sensores, pulsadores o reguladores. El método de comunicación es por medio de la corriente eléctrica.

Cada módulo receptor se coloca a cada artefacto que deseamos controlar o automatizar. Estos receptores son condicionados por el modulo central el cual por medio de la red eléctrica envía señales de electricidad con códigos de acción. 

Por medio de sensores podemos evitar la programación total de los elementos en el módulo central. Además, aunque esté todo automatizado, también podemos realizar acciones de forma manual si lo deseamos.

Como protección o seguridad se instala un filtro que no permite que las señales salgan del hogar y no halla interferencias con otros sistemas cercanos, además de impedir que nuestro sistema sea controlado desde el exterior.

Sistema por comunicación inalámbrica.

Este sistema se basa en un protocolo de conexión inalámbrica por medio de internet. Posee una central domótica que administra y programa las funciones de los equipos de la casa y accesorios que se conectan a la red.

Esta central puede ser manejada directamente o por medio de un ordenador o una aplicación de celular y esta enviar avisos a los usuarios por mensajes telefónicos o correos electrónicos.

Entre los accesorios que podemos instalar al sistema se encuentran los detectores de humo y de movimiento, así como cámaras de seguridad. Lo mejor es que este sistema cuenta con baterías de respaldo por si se interrumpe el servicio eléctrico.  

Ventajas de las casas inteligentes

La principal ventaja es la comodidad que te aportan, no solo reduciendo tu movilidad sino también ajustando todo para tu disfrute o necesidad. Estos sistemas son ideales para personas con discapacidad.

Así mismo, obtienes una seguridad mas eficiente, pues es capaz de controlar el acceso al hogar y hasta de grabar las acciones de los inquilinos, así mismo podría avisarte sobre posible desastres naturales o accidentes en el hogar.

Una ventaja adicional es que puedes ahorrar en electricidad, servicio de agua y energía porque el sistema controla y programa el uso de estos recursos asegurándose de que se use de manera eficiente.