Meningitis: una nueva vacuna protegerá de casos complejos

Actualmente, en España no están disponibles todas las vacunas en el calendario del Sistema Nacional de Salud (SNS), si bien, algunas variaciones, como en el caso de la meningitis, se ofrecen a los padres para que tengan constancia de ellas.

La bacteria meningococo produce severas infecciones sobre todo meningitis (inflamación de las membranas que envuelven el cerebro y la médula espinal y en otros casos, sepsis o determinadas secuelas que pueden afectar a la persona de por vida. El problema de esta infección es que su avance es tan rápido que una persona puede morir en 24 horas si los medicamentos no resultan eficaces.

La Asociación Española de Pediatría recomienda esta vacuna en EL calendario sistemático a los 12 meses, 12 años, y 13-19 años de edad; en el resto de edades se recomienda como protección individual.

La bacteria se transmite de persona a persona a través de gotículas de las secreciones respiratorias o de la garganta. La propagación de la enfermedad se ve facilitada por el contacto estrecho y prolongado (besos, estornudos, tos, vajillas y cubiertos compartidos) con una persona infectada.

Las vacunas contra la meningitis A, C, Y y W, están a la venta desde hace tres años, pero no se vacunan a todas las personas en todos los países, si bien se ha visto incrementada la infección meningocócica invasora por los serogrupos W e Y. En el caso español, la vacuna disponible en el calendario infantil financiado por el SNS es el meningococo C. Las vacunas de 4 componentes que no están financiadas para la población general sí pueden adquirirse en farmacias, siempre y cuando hayan sido recetadas por un facultativo.

En el caso de los adolescentes, hay que señalar que es importante que sean vacunados contra el meningococo de la garganta, dado que puede transmitir enfermedades a otras personas, y solamente es necesaria una dosis vía intramuscular, por lo cual puede recibir esa junto a las habituales de su edad, como son el tétanos, el virus del papiloma humano, así como otras vacunas en el caso de realizar viajes a lugares en donde la salud esté comprometida.

La vacuna como tal no produce ninguna reacción adversa, si bien puede existir cierto enrojecimiento, hinchazón y dolor en la zona en donde se ha puesto la misma. En algunos casos, puede producir calor e incluso algunas décimas, sobre todo en pacientes inmunodeprimidos.

El meningococo o Neisseria meningitidis es una bacteria que vive exclusivamente en la faringe de algunas personas y, ocasionalmente, puede producir enfermedades como meningitis, neumonía, artritis y sepsis. Existen varias cepas de Neisseria meningitidis, destacando los serogrupos A, B, C, Y, y W-135

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *