Sentirnos bien con nosotras mismas, la clave para triunfar con la lencería

lenceria fina

La lencería es importante. Aunque no suele ser una prenda visible, la forma en la que nos vestimos por dentro y en nuestra intimidad revela cómo somos, cómo nos sentimos y cómo nos queremos a nosotras mismas.

Existen numerosas formas de vestir según las necesidades, anhelos y deseos que manifiestan las mujeres, por eso es útil manejar un catálogo online de lencería fina amplio y versátil, que disponga de los modelos más modernos según el cuerpo y el momento que vivimos.

Para lucir una ropa interior interesante y sexy no es obligatorio tener un cuerpo musculado o fibroso, basta con sentirnos bien con nosotras mismas y saber elegir con dedicación nuestro modelo preferido. En primer lugar debemos mirar con detenimiento la calidad de las prendas. Saber con qué materiales están fabricadas y si nuestro cuerpo tolera o soporta estos. No es lo mismo algodón que elastano, poliéster que seda, o nylon que licra. Hay que cuidar este aspecto para evitar irritaciones, afecciones o la sensación de malestar. Es necesario, por tanto, elegir materiales que transpiren bien y que no sean agresivos.

Por otro lado, es importante elegir bien la talla que deseamos y para ello, medirnos de forma profesional a nosotras mismas es un primer paso ineludible. Es necesario calibrar qué tipo de sostén y copa viene mejor a nuestra espalda. También depende de nuestras características físicas, no es lo mismo estar delgada, que ser más corpulenta o estar más rellenita.

Debemos ser cuidadosas a la hora de elegir el color de la prenda. Hay colores para todos los gustos y ocasiones, pero sin duda el color prohibido es el color carne. Está documentado que es el color que menos gusta a los hombres y las mujeres ver en sus parejas. También hemos de tener en cuenta la ropa que vamos a tener encima de nuestra ropa interior; si vamos a lucir transparencias o no, si son colores claros, oscuros o translucidos. Hay mucha mujeres, por ejemplo, que evitan que se vean los tirantes. Otras que los lucen. Depende del estilo de cada cual.

Se recomienda que las prendas utilizadas, si son más de una, vayan debidamente conjuntadas. Braguitas y sostén han de ir a la par, cuidando que el estilo y las tonalidades tengan homogeneidad y concordancia. No hay nada peor que ambas vayan desparejadas o el contraste sea muy evidente.

Podréis encontrar un extenso catálogo de prendas de lencería en la página web de venus-plaza, donde encontraréis modelos para todos los gustos. Busquen ropa íntima cómoda, que se adapte al momento que vamos a vivir. No es lo mismo una primera cita que un aniversario, una fiesta de gala que una cena informal. Permitirse los cambios sin miedo: probad cosas nuevas, sexys, estéticas. Para ello es necesario verse y «sentirse» y eso solo lo lograremos si nos damos una oportunidad a nosotras mismas. Lo importante, al fin y al cabo, no es cómo se nos vea, sino cómo nos veamos y lo bien que nos sintamos con nuestro cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *