Tercera jornada de manifestaciones masivas en Francia

Este 17 de diciembre de 2019 se han desarrollado en Francia multitud de manifestaciones contra el proyecto gubernamental de un nuevo sistema de pensiones “por puntos”, y en defensa del actual sistema paritario, en la que ha sido la tercera jornada de manifestaciones en todo el país, desde el pasado 5 de diciembre.

Manifestaciones en Francia el 17 de diciembre de 2019
Proclamas en Francia el 17 de diciembre de 2019

Doce días después permanece intacta la voluntad de los huelguistas y manifestantes.  Un millón ochocientas mil personas en todo el país, 350 OOO en Paris según fuentes sindicales. La policía contabilizó solo 615 000 en Francia y 70 000 en Paris.

La campaña de propaganda y desinformación del Gobierno y de su ministerio del Interior, encuentra amplio eco en los ”grandes medios informativos” con el objetivo de minimizar el movimiento y de ganar la batalla en la opinión publica, que mayoritariamente ve con simpatía la protesta social, no obstante las perturbaciones que provoca la huelga. Así lo indican todos los sondeos.

Manifestaciones en Francia el 17 de diciembre de 2019
Manifestaciones en Francia el 17 de diciembre de 2019

Se anuncian Felices huelgas navideñas: Resistencia

Lo que no oirán en los telediarios de las ocho de la noche, o en las cadenas de desinformación continua, muy preocupados por los “sufrimientos” que provoca la huelga, es que la sordera y la ceguera de Macron es la única responsable de la amenaza de parálisis del país con esta Huelga General.

Movimiento que se prolonga y se refuerza desde el pasado 5 de diciembre, con el apoyo silencioso de una mayoría de franceses, que han entendido bien la profunda estafa y mentira presidencial.

Huelga general reconducible que se prolongará durante las fiestas navideñas a juzgar por la irresponsable actitud del presidente Emmanuel Macron y de su gobierno, empeñados en mantener su proyecto ultra liberal de reforma de pensiones que bajo la denominación de “universal” busca romper el actual sistema paritario y solidario que funciona muy bien en Francia.

Un proyecto similar al de Macron, fomentado por los fondos de pensión norteamericanos, fue rechazado en Bélgica gracias a la movilización de las organizaciones sindicales del país vecino, y no obstante los “consejos” prodigados por la tecnocracia de la Comisión Europea, que al igual que las compañías de seguros y la gestora BlackRock aplaude el sistema de “pensión por puntos”, destinado a empobrecer a la mayoría y a orientar el ahorro de las minorías mas adineradas hacia los fondos de pensiones.

Dividir para reinar, único programa de Macron

Manifestaciones en Francia el 17 de diciembre de 2019
Manifestaciones en París, camino de la Plaza de la Bastilla, en el anochecer del 17 de diciembre de 2019

La última maniobra de Macron para dividir el frente sindical consiste en una supuesta negociación con la CFDT, único sindicato que acepta la “reforma de pensiones por puntos”, pero que ha pedido concesiones sobre la edad limite establecida en 64 años por el gobierno. Las vacilaciones de la CFDT, un pasito adelante, un pasito para atrás, no son sino un engaño más para hacer aceptar a los franceses el injusto sistema de pensiones por puntos.

A excepción de la CFDT, la totalidad de las organizaciones sindicales de trabajadores (CGT, FO, SUD, CGC, CFE), así como los sindicatos estudiantiles UNEF, UNL y MNL, rechazan categóricamente dicho sistema por “puntos”, y reclaman el abandono pura y simplemente del proyecto relativo al sistema de pensiones. Respondiendo al grito de Resistencia, la movilización contra la “reforma de pensiones”, aparece cada vez mas como un rechazo unánime a la política ultra liberal de Macron.

Manifestaciones en Francia el 17 de diciembre de 2019
Manifestaciones en París el 17 de diciembre de 2019

El reformador reformado, dimite y fragiliza al gobierno “moralizador”

Una “reforma” cuya elaboración había sido confiada a Jean Paul Delevoye, pomposo ‘ministro de pensiones”, un oscuro funcionario que acaba de presentar la dimisión tras ser acusado de haber olvidado y disimulado durante trece mandatos que ocupaba paralelamente a su actividad ministerial, lo que es un evidente conflicto de interés, ilegal y prohibido por la Constitución.

El encargado de reducir el “costo” de las pensiones de los franceses no tiene visiblemente ningún problema para acumular ingresos y puntos para su propia jubilación. Esto no es una “reforma universal y justa” como lo repite Macron, sino un engaño universal e injusto, preparado y cocinado por una minoría de privilegiados en el poder.

Desde su elección hace dos años, el reino de Macron, que había anunciado un mundo nuevo y transparente, con “moralización” de la vida publica, ha acumulado ya cacerolas múltiples, que constituyen una verdadera batería de cocina.

Once procesos incoados por conflicto de interés, presunta corrupción, abuso de confianza, o fraude fiscal, a miembros de su gobierno y allegados: desde François Bayrou, a Richard Ferrand, Sylvie Goulard, Marielle de Sarnez, Thierry Soler, Mustapha Laabid, Jean Jacques Bridey, Laura Flessel, Françoise Nyssen… O también por violencias y abuso de poder con el escándalo Benalla, o el caso M’Jid El Guerrab.

Asistimos pues a una situación de total y profunda fractura social, y de credibilidad moral, entre el poder Macronista (que representa a 20 % del electorado) y la inmensa mayoría de los franceses. La Huelga general indefinida en el sector publico y privado aparece como la única posibilidad de hacer retroceder al gobierno, y como dicen en Francia “le faire battre en retraite”, en espera de próximas citas electorales.

Enlaces:

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *